martes, 8 de septiembre de 2020

Mi tesoro y una web

Los tres títulos originales de la saga

 No sé si con este título me descubro ya como lectora de Tolkien. Lo soy, lo fui, en una etapa poco típica. No de adolescente, no de jovenzuela, sino al acabar mi tesis doctoral (qué agotamiento aquel...); al calor de las películas de Peter Jackson, me leí la serie de libros de El señor de los anillos. Y sí que me perdí a veces, pero hasta me gustó enredarme en ese mundo de sagas y pueblos. Luego conocí el mundo cotidiano de Tolkien: su college en Oxford, Merton, es precioso y recomiendo visitarlo para entender cómo surgen algunas de las escenas medievalizantes de El señor de los anillos. El caso es que "mi tesoro" es lo que en la película dice del anillo uno de los personajes, Gollum; tal frase era en la mayoría de las traducciones antiguas "mi precioso" (my precious..). ¿Por qué hablo hoy de tesoros? Veamos...

Este verano heredé en El País la columna semanal de Pepa Bueno y la dediqué a escribir una serie sobre los pecados, la lengua y nuestra realidad sociopolítica (se puede leer aquí) y uno de los pecados, la avaricia, lo dediqué a un tesoro romano localizado en Sevilla: el tesoro de Tomares. Documentándome sobre él, llegué a esta página del Ministerio de Cultura español que recomiendo muchísimo. Se llama Tesauros del Patrimonio Cultural de España y reúne léxico antiguo especializado de historia de la numismática, las técnicas de construcción, la cerámica, el mobiliario... ¿Quieres saber qué es la gutapercha, qué fue la moneda forera y encontrar muestras arqueológicas españolas de todos esos términos? Pincha aquí: 

http://tesauros.mecd.es/tesauros/tesauros

La página es una buena muestra de cómo los organismos pueden hacer ciencia y difundir el conocimiento generado por los especialistas. Tomo nota, tomo nota.   

  

Leer más
Los tres títulos originales de la saga

 No sé si con este título me descubro ya como lectora de Tolkien. Lo soy, lo fui, en una etapa poco típica. No de adolescente, no de jovenzuela, sino al acabar mi tesis doctoral (qué agotamiento aquel...); al calor de las películas de Peter Jackson, me leí la serie de libros de El señor de los anillos. Y sí que me perdí a veces, pero hasta me gustó enredarme en ese mundo de sagas y pueblos. Luego conocí el mundo cotidiano de Tolkien: su college en Oxford, Merton, es precioso y recomiendo visitarlo para entender cómo surgen algunas de las escenas medievalizantes de El señor de los anillos. El caso es que "mi tesoro" es lo que en la película dice del anillo uno de los personajes, Gollum; tal frase era en la mayoría de las traducciones antiguas "mi precioso" (my precious..). ¿Por qué hablo hoy de tesoros? Veamos...

Este verano heredé en El País la columna semanal de Pepa Bueno y la dediqué a escribir una serie sobre los pecados, la lengua y nuestra realidad sociopolítica (se puede leer aquí) y uno de los pecados, la avaricia, lo dediqué a un tesoro romano localizado en Sevilla: el tesoro de Tomares. Documentándome sobre él, llegué a esta página del Ministerio de Cultura español que recomiendo muchísimo. Se llama Tesauros del Patrimonio Cultural de España y reúne léxico antiguo especializado de historia de la numismática, las técnicas de construcción, la cerámica, el mobiliario... ¿Quieres saber qué es la gutapercha, qué fue la moneda forera y encontrar muestras arqueológicas españolas de todos esos términos? Pincha aquí: 

http://tesauros.mecd.es/tesauros/tesauros

La página es una buena muestra de cómo los organismos pueden hacer ciencia y difundir el conocimiento generado por los especialistas. Tomo nota, tomo nota.   

  

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario (¡y fírmalo!, basta con que pongas tu nombre y en "URL" escribas por ejemplo la web http://www.us.es).La anonimia mejor la dejamos para la literatura medieval. Gracias.